Orgasmos para el keyholder

Otro de los beneficios de una jaula de pene masculino es que los orgasmos de quien guarda la llave serán mucho más frecuentes … ¡e intensos! A medida que la excitación de la negación se acumula en el sumiso por estar en una jaula de gallos masculina, querrá descargar su frustración sexual con keyholder. La sumisa estará pensando constantemente en sexo con su llavero mientras está en su jaula. Cuando se presente una pequeña oportunidad, saldrán chispas. Las habilidades orales se vuelven notables muy rápidamente, pero el sumiso puede complacer a su llavero de muchas otras formas. Por lo general, con las manos, con juguetes o incluso con una correa puesta. A medida que pasa el tiempo y el sumiso ha acumulado su frustración en la jaula de su pene, ejercerá más de esa energía sexual hacia el llavero. En última instancia, da mejores y mejores orgasmos cuanto más tiempo están bloqueados.

Los orgasmos de un llavero es uno de los más preciados beneficios de la castidad masculina compartido por sumisos y poseedores de llaves por igual. El sumiso disfruta haciendo que su llavero se sienta bien y dándoles innumerables orgasmos, y asegurándose de que estén completamente satisfecho en todo momento. Las sumisas disfrutan especialmente de dar un orgasmo sin recibirlo a cambio. El poseedor de la clave, por supuesto, disfrutará de los orgasmos interdimensionales alucinantes que recibe, realmente diferente a cualquier otra cosa que haya experimentado antes.

Antes de dejar el tema de los orgasmos, no podemos olvidarnos de la sumisa encerrada en el orgasmo de la jaula de pollas. Este es probablemente el mayor de los beneficios de la castidad que el sumiso puede esperar. Todo el tiempo reprimido en la negación en su jaula de pene masculino hace que la piel se vuelva hipersensible. Esta hipersensibilidad se siente mejor que cualquier otra cosa que hayan experimentado antes. Cuando finalmente experimenten un orgasmo, será el mejor orgasmo que hayan tenido en su vida. ¡Y cuanto más tiempo están en castidad, más intensa se vuelve!